MIS MATERIALES DE TRABAJO - PRIMERA PARTE

viernes, 2 de octubre de 2015

MUY BUENAS QUERIDOS LECTORES.

Haciendo una pequeña limpieza en mi cuarto y reorganizando mis materiales y herramientas de trabajo, me he dado cuenta que a lo largo de los años, estos han ido aumentando y mi criterio a la hora de comprar, cada vez más selectivo. Todo eso, para buscar lo que mejor se adapta a mis necesidades, la comodidad a la hora de usarlos y claro está, los que pueden seguir mi ritmo :)

Es tras esta pequeña reflexión, y tras varias horas pensándolo, me pareció buena idea compartir por aquí las herramientas que uso para mis ilustraciones, pinturas y demás, saber mi opinión al respecto y quien sabe, tal vez les ayude a la hora de comprar sus utensilio ^^

Sin más dilación, empezamos con la primera entrada.




LÁPICES DE COLORES, FABER-CASTELL


Como buena amante de los lápices de colores, se podría decir que mi primer contacto con estos, fueron con los "alpinos" en el colegio. Recuerdo que me encantaba el trazo que dejaba en el papel, y lo brillante que quedaban los colores. Pero claro, había un contra que me hacía olvidar lo anterior: la mina era muy frágil. Te comías el lápiz de tanto afilar, ya que por la mínima fuerza que ejercías sobre el papel, la punta se te partía. Y a veces, al afilarlo, esta volvía a romperse. Al final, no te duraban mucho.

Luego de esas, vinieron muchas más marcas, cuyos nombres no me acuerdo, salvo los lápices de colores bic, Estos tenían la punta resistente, con los que daban ganas de pintar. Estuve una buena temporada con ellos, hasta que me pillé los que yo llamo, "los alpinos de Faber-Castell", bautizado así por una servidora por ser los baratos de la marca Faber-Castell. 

Como podéis ver en la imagen, me pillé la caja de 48 colores. Tenía variedad hasta aburrir. No me acuerdo del precio, pero si que me sorprendió lo barato que era, teniendo en cuenta la cantidad y la marca. 

"ALPINOS FABER-CASTELL"

COSAS NEGATIVAS: 
-Que cuesta que se quede el color en el papel. Tienes que pasarle varias veces para que quedé sin huecos blancos.
-Al pasar un color, y quieres pasar otro por encima (para hacer un degradado, por ejemplo), ese segundo color no se queda sobre el papel.

COSAS POSITIVAS:
-Una solución económica para poder disfrutar a la hora de colorear con lápices.
-La variedad de colores. 


Hasta hace poco más de un año, no estuvieron en mi poder una caja de lápices de colores polychromos de Faber-Castell. Y es que, en comparación con el anterior, no es que sean precisamente baratos. Esta caja de 36 colores rondaba los 50€ (teniendo descuento de estudiante) pero calidad no tiene ni punto de comparación.

LAPICES POLYCHROMOS FABER-CASTELL:

COSAS NEGATIVAS:
-El precio. Ya ni te cuento las cajas dobles, con las que tendrías el doble de variedad.

COSAS BUENAS:
-Degradados de color fabulosos, al igual que puedes poner capas y capas de diferentes colores, y mantenerse en el papel.
-Punta blanda. Con poca fuerza que ejerzas sobre el papel, el color se queda.


¿Os ha gustado? ¿Os resulta de ayuda?
¿Los habéis usado?
¿Queréis que hable de algo en particular?

10 comentarios:

  1. ¿Sabes la caja gigante de Faber Castle? Ese es mi sueño xD
    Adoro esta marca y mañana me comprare la caja de gama verde (como la tuya) de 24, me lo exigen en clase xD pero si, te comprendo, no hay comparación y es un dinero más que bien invertido.
    Me ha parecido una categoría interesante, nos leemos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo. Justo vi ayer un vídeo en donde mostraban una caja de Faber-Castell, de siete compartimentos. ¡Siete! Tenía lápices acuarelables, polychromos, pastel tanto en barra como en lápiz, y accesorios extras, como difuminos, gomas, afiladores, pincel, lápices de grafito, lápices compuestos, etc, etc. Quien tuviera dinero. Y pudiera conseguirlo, que esa es otra. A parte de fotos, no las he visto en ningún lugar...

      Eliminar
  2. ¡Me encanta! No he tenido esta marca nunca, pero acabo de enamorarme... Además, cada vez intento dar más color a lo que hago... pero como es una afición, gastarme tanto dinero me supone un problema... xDD Antes, como hice el bachiller de arte, pues era obligatorio que comprara materiales. Hoy día, me conformo con los rotuladores y lápices de los chinos xDD

    ¡Gran post!

    Un besazo Marta, buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También era así antes, pero tras empezar la carrera, vi que había cosas que tenían que ser buenas, o nada. Aunque a veces hago maravillas con los bolígrafos bic negro de toda la vida, o las ceras gordas, marca Manley, que se usa sobretodo para los niños debido a su fácil uso y grosor.

      Eliminar
  3. Hola!!! Bueno este no es mi terreno, jajajaja. Solo venía a decirte que ya te sigo y que he visto que somos de la misma isla. Yo estudio en la universidad también, en el Campus Guajara, Bellas artes ahora está ahí no? Que ilusión jajaja. Pues en mi blog respondí a tu comentario y te decía que hay un grupo de whatsapp de bloggers canarios, por si te interesa :)

    Un abrazo!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si... desde el curso pasado nos subieron para arriba ^^
      Y aún no me he acostumbrado al tiempo de La Laguna XD

      Gracias por pasarte ^^

      Eliminar
  4. Yo trngo una de estas cajas y son geniales. Me gusta mucho :3 y tu blog es hermoso enserio y ni hablar de tus ilustraciones ♡♡♡ te sigo. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A que sí? Una maravilla :)
      Gracias por seguirme. Ahora me paso por tu blog, que desde el móvil me gustó lo que vi :)

      Eliminar
  5. Los baratillos me los regaló mi marido el cumpleaños anterior xD y sí, te puedo decir lo que dices de contras jaja pero claro, los que había tenido siempre eran peores aún xDDDD
    Pero por lo que los uso con eso me basta, al menos de momento :)
    Si algún día me animo a darle más caña me plantearé pillarme los otros ^^
    Me gustan estas entradas ♥

    ResponderEliminar
  6. Los Faber me gustan y no. Hará unos tres o cuatro meses, encontré una oferta en la libreria de lápices de colores Simball y me los compré que incluso, en oferta los faber estaban bastante más caros y como nunca había probado la marca, me tiré a un lance y me encantaron. Los colores se mezclan con facilidad, a diferencia de Faber y trae una diversidad interesante —y como nunca, el sacapuntas que venía con la cajita era de los buenos, que no me quebraba la punta de los lápices como suele sucederme con los sacapuntas que vienen de regalo XD—, sin contar que para el esfuminado me ha gustado mucho cómo quedan, aunque aun quiero el estuche profesional, pero necesito esta vida y la otra para comprarmelo. Son carísimos, todo lo que es artístico parece ser para ricos nada más :,D así que de momento, me conformo con los que tengo y voy haciéndome con estas cosas de a poquito.

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a mi pequeño rincón! Espero que hayas disfrutado de la visita. Déjame un comentario si te ha gustado lo que ves o si se puede mejorar. Siempre, siempre, responderé a vuestros comentarios. Si tenéis alguna petición no dudéis en escribirlo aquí abajo.

Att. MR

-No Spam.
-Respeta mi trabajo.